• Newsletter
  • Contacto
Composiciones

Mariona Moncunill

Infiel meridiano

Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona
La Rambla 115, Barcelona. Acceso por la entrada del Teatre Poliorama
Mariona Moncunill está representada por Palmadotze.

Horario:
Jueves 27, viernes 28 y sábado 29/09, de 11:00 a 20:00 h
Domingo 30/09, de 11:00 a 15:00 h

Horarios visitas performativas a cargo de la artista:
Jueves 27/09: 12:00 h y 18:00h
Viernes 28/09: 12:00 h y 18:00 h
Sábado 29/09: 13:00 h y 18:00 h
Domingo 30/09: 13:00 h

Agradecimientos: Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona


 

La Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona (RACAB) es una asociación de estudiosos de la Ciencia, los orígenes de la cual se remontan a 1764. Su actividad es la búsqueda, el estudio y la difusión de las ciencias y de su aplicación a la tecnología y a las artes. Su sede actual es obra del arquitecto Josep Domènech Estapà, que empezó a construirla en 1883 y la completó diez años más tarde con el levantamiento de dos torres, cada una con una cúpula destinada a las observaciones y las mediciones astronómicas. Dispone de una biblioteca con fondos especialmente relevantes de la segunda mitad del siglo XVIII. Otro espacio destacado es la Sala de los relojes, la cual contiene un reloj monumental de 1869 con indicaciones de las posiciones del Sol, la Tierra, la Luna y los planetas, así como también la hora de salida y puesta del Sol. En el pasado, una de las funciones de la Acadèmia era la de comunicar la hora oficial de Barcelona.

El proyecto de Mariona Moncunill coge como punto de partida dos aspectos destacados de la historia de la Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona: el servicio de la hora oficial de Barcelona y el papel de la institución en la implementación y estandarización del sistema métrico decimal en España. Haciendo uso de los objetos y documentos históricos de la RACAB como catalizadores, Infiel meridiano propone un relato que navega en la formación de unas convenciones científicas y sus implicaciones políticas y sociales, jugando también con la relación entre temporalidad y longitud, dos magnitudes que se han entrecruzado científica, poética y arbitrariamente en el proceso de institucionalización de la medida del tiempo y la longitud.

Infiel meridiano está formada por cuatro intervenciones: una explicación performativa a cargo de la artista, una impresora 3D en permanente funcionamiento durante las horas de apertura de la RACAB, un vídeo y una acción llevada a cabo por las informadoras de sala.

En la explicación performativa (que tiene lugar cada día en unos horarios determinados) la artista hace uso de libros y documentos de la biblioteca de la RACAB para hablar sobre la evoluciones de las convenciones científicas que han determinado los estándares de medida a lo largo del tiempo, y también sobre las cuestiones políticas, ideológicas y económicas subyacentes en estos procesos históricos. Especialmente, Moncunill pone énfasis en las relaciones existentes entre el metro como medida de longitud y la hora como medida del tiempo.

Durante el tiempo que dura la explicación de la artista, en un proceso paralelo, una impresora está en funcionamiento. Se trata de un aparato de impresión 3D que, siguiendo indicaciones de la artista, ha sido especialmente diseñado y construido por TMTMTM para que imprima líneas equivalentes a la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre, es decir, líneas de un metro. De esta manera, toda la versatilidad y funcionalidad que ofrecen este tipo de impresoras queda radicalmente limitada a la producción de un elemento extremadamente sencillo. Las líneas de un metro que la impresora va generando constituyen una traducción formal sencilla de la relación entre el tiempo y el espacio y aluden al vínculo existente entre las unidades de medida temporales y longitudinales con la esfera terrestre. La impresora se mantiene activa fuera del horario de las exposiciones performativas, siendo las informadoras de sala las responsables de controlar los elementos impresos, los cuales dialogan simbólicamente con los instrumentos de medición de la vitrina de la RACAB.

En una vitrina de la Acadèmia se exponen un conjunto de objetos destacados relacionados con la historia de la RACAB, y de la ciencia y la técnica en general. Uno de estos objetos es una vara de latón de un metro que funcionaba como medida longitudinal estándar. Un vídeo que muestra al atleta Caster Semenya recorriendo un metro se proyecta encima de la vitrina, de tal manera que los pies de la atleta se sitúan exactamente sobre el metro de latón que se expone. Con esta intervención, Moncunill hace referencia a la construcción histórica y social de las convenciones de medida, así como a su arbitrariedad, sugiriendo que una unidad de medida es aquello que acordamos que sea. Indirectamente y haciendo uso de la ironía, la artista alude también a las convenciones utilizadas para determinar el género, que tanto afectaron la carrera deportiva de Caster Semenya.

Evocando la autoridad que la RACAB tenía en el pasado en el cálculo y el establecimiento de la hora oficial, las informadoras de la sala reciben a los visitantes comunicándoles en voz alta la hora, y anunciándola también en terminados momentos del día. Lo hacen guiándose por el reloj del vestíbulo, que antes determinaba la hora oficial de Barcelona. Las informadoras indican también el margen de error implícito en la medición, poniendo de manifiesto el carácter próximo y falible que tienen también muchos cálculos científicos.